–¿Hay un señor LonPin, señora Rakia?
–¡Está de vacaciones!

Pues eso, que después de más de ocho años LonPin Films se fue de vacaciones.

Lonpin nació en 2008 y desde entonces ha participado en la producción de diversos cortometrajes y documentales marcados por el sello de la exigencia creativa. Nació además del amor al buen cine, al cine inspirado por autores como Bergman y películas como Persona. Su nombre venía de ahí, de las entrañas de la obra maestra del director sueco. Y aunque el amor al cine y la exigencia creativa permanecen intactos, ha llegado la hora de cerrar la puerta de LonPin Films y abrir una puerta nueva para que entren nuevas corrientes con nuevos proyectos. Tenía sentido. Hemos aprendido mucho en estos más de ocho años. Y hemos cambiado. Ha cambiado nuestra visión de las producciones e incluso de la vida. Han cambiado las circunstancias y con ellas nosotros mismos.

Por eso, damos la bienvenida con mucha ilusión a nuestro nuevo sello, al nuevo traje que nos vestirá a todos los que queramos seguir produciendo y repartiendo arte… O lo que sea. Demos la bienvenida a Rakia Films. Ya os contaremos la historia del nombre, pero sabed que hace honor a nuestras ganas de comunicarnos con el mundo, de mirar hacia adelante sin perder de vista lo que quedó atrás y de divertirnos y brindar por nuestra profesión.