El primer rodaje de un largometraje de ficción se ha hecho realidad para Rakia Films. Se trata de la opera prima de Bernabé Bulnes y cuenta una historia de amor durante el Festival de Cine Europeo de Sevilla.

La actriz Adela Castaño, el director Bernabé Bulnes y el coréografo Johan Inger durante el rodaje de «Flores en Otoño». Foto: Helena González.

Flores en Otoño, el primer largometraje de ficción del cineasta sevillano Bernabé Bulnes, se rodará en Sevilla durante las dos primeras semanas de noviembre. Se trata de una producción independiente producida por Rakia Films y coproducida por The Blue House Films, La Filmahora, Atria Pictures y Panic in Frames, con la colaboración del Festival de Cine Europeo de Sevilla.

La película cuenta la historia de un director de cine que, aprovechando que vuelve a Sevilla para presentar su última película, contacta con una joven actriz con la que mantuvo una intensa relación siete años atrás. La protagonizan Gregor Acuña-Pohl y la debutante Adela Castaño, acompañados en el reparto por otros actores sevillanos como Silvia Acosta, Almagro San Miguel y Verónica Morales.

Los protagonistas de la película: la actriz Adela Castaño y el actor Gregor Acuña-Pohl. Foto: Helena González.

El desarrollo real del SEFF servirá como telón de fondo de una historia de amor y perdón que indaga sobre la influencia de los otros en nuestras propias vidas. Durante los ocho días de celebración del Festival, el rodaje aprovechará las proyecciones, conciertos, fiestas e invitados que acudirán a la cita para integrarlos dentro de una historia intimista y reflexiva.

Bernabé Bulnes, tras una extensa trayectoria como cortometrajista y realizador de documentales, da el salto al largometraje de ficción en una historia que tiene como referente el trabajo de cineastas como Woody Allen, Richard Linklater o Jonás Trueba.  En palabras del propio director, “Flores en otoño es un proyecto que llevaba años buscando, pero que surgió de improviso, de una manera espontánea. Esa misma espontaneidad es la que pretendemos mantener durante el rodaje, aprovechando los procesos de grabación documentales para contar una historia de ficción”. 

El rodaje se está desarrollando entre Sevilla, Los Palacios y Dos Hermanas, en localizaciones y situaciones reales.